Casa / Hogar

DISFRUTA DE TU TERRAZA TAMBIÉN EN INVIERNO

¿Quién dijo que las terrazas eran solo para el verano? Si las adecuamos podemos disfrutar de ellas todo el año incluso aunque la temperatura no acompañe. Te explicamos las claves.

Es verdad que en primavera y verano apetece mucho más salir a pasar un rato en la terraza de tu casa. Sin embargo, puedes conseguir disfrutar de ella todo el año si quieres. Si tu terraza está cubierta con un alero o por la terraza del piso superior ya no tienes que preocuparte por la lluvia. Pero si no es así, en el mercado existen gran variedad de pérgolas que además de protegerte de la lluvia también te proporcionarán sombra en verano. Eso sí, recuerda que nunca debes anclarlas al suelo, ya que con toda probabilidad dañes el aislamiento y provoques filtraciones. Y también recuerda que debes pedir permiso a la comunidad para instalarlas y revisar la normativa al respecto del ayuntamiento de la localidad.

Si tu problema es el frío hay muchas soluciones. Desde los braseros de exterior, aunque en este caso volvemos a insistir en que debes consultar antes la normativa de tu ciudad, hasta prácticos calentadores eléctricos. Asegúrate siempre de que cualquiera de estos elementos está diseñado para su uso en exteriores y en el caso de que hayas elegido el fuego como fuente calorífica, que cuentas con un extintor en perfectas condiciones.

Abrigar la terraza es una opción muy estilosa y económica. Elige plaids y cojines para hacerla mucho más acogedora. Los mejores materiales son algodones gruesos, lana, cuero, fieltro… Ya solo su aspecto proporcionan un aspecto más cálido. Y como no, las socorridas mantas que además de ayudarte a pasar menos frío, también le darán un toque de estilo al mobiliario exterior y puedes renovarlas cada temporada para estar siempre a la última.

Estudia cómo da el sol en otoño e invierno y reorganiza tus muebles de manera que estén orientados en los lugares que más sol directo reciben. Tus plantas también pueden servirte de pantalla y hacerte evitar el viento.

Y recuerda que las luces no son solo para Navidad y que aunque no calienten, dan un aspecto cálido y agradable que te hará mucho más apetecible estar fuera. Muchas de ellas tienen mando a distancia y son programables para que no tengas que salir a enchufarlas y apagarlas y recuerda que si eliges guirnaldas con LED el consumo será siempre menor.

Como ves, hay muchas formas de poder disfrutar de tu terraza en invierno. ¡No tienes excusa!.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin