Casa / Hogar

COMO DECORAR UNA HABITACIÓN INFANTIL PERFECTA

Decorar una habitación infantil puede ser, nunca mejor dicho, un juego de niños. Te damos algunas claves para ayudarte a acertar y que le guste a los niños tanto como a ti.

 

Elige cuidadosamente la habitación

Si se trata de una vivienda nueva, elige atentamente la más indicada para tus hijos. Piensa que en su caso, aunque cuando son bebés la utilizan sobre todo para descansar, a medida que crezcan será su sala de juegos, su estudio y su refugio. Procura que reciba muchas horas de luz natural y evita riesgos innecesarios, si puedes, no elijas para ellos habitaciones con salidas a balcones o terrazas.

El tamaño es otro factor, recuerda que va a crecer en ella y sus necesidades cambiarán, así como sus muebles, sus juguetes… intenta que tenga espacio suficiente para cuando sea más alto que tú.

Muebles infantiles, a veces, menos es más

Un dormitorio infantil  lleno de muebles, aunque estos sean preciosos, es un estorbo para ellos. Necesitan espacio para jugar y desarrollar su imaginación. Además, evitarás golpes y chichones cuantos menos objetos haya.

Colores neutros

Aunque seas un apasionado de los colores vibrantes, intenta que las habitaciones infantiles tengan como base tonos neutros. Piensa que los juguetes de los niños suelen ser de colores muy llamativos, si además la decoración es demasiado colorida, el resultado puede ser abrumador. Y piensa que a lo largo de los años sus gustos cambiarán y con 11 años es muy probable que nos le haga ninguna gracia su preciosa habitación de ovejitas o jirafas.

Practicidad

Escoge pinturas o papeles pintados lavables y ropa de cama y cortinas que puedas lavar a menudo con facilidad. Esa alfombra de alta calidad quizás no sea la mejor elección. Son niños y como tal se comportarán así que los muebles y complementos delicados es mejor reservarlos para cuando sean ya mayores.

Seguridad ante todo

No puedes evitarles todo daño, y su curiosidad es infinita… pero siempre puedes prevenir muchos de ellos. Las alfombras a ciertas edades pueden provocar resbalones así que elige aquellas que tengan base antideslizante. Cubre todos los enchufes de su habitación con tapas de seguridad y nunca coloques muebles bajo las ventanas a los que puedan encaramarse. Ancla a la pared aquellos muebles a los que puedan trepar y coloca protectores en las puertas para que no puedan cerrarse de golpe y atrapar sus manitas.

Déjales imaginar… y recoger

Una habitación demasiado estructurada, con demasiados muebles y en la que no puedan sentirse libres no les dejará espacio a la imaginación. Déjales dar rienda suelta a su creatividad.  Y sobre todo, fomenta su autonomía haciendo que sea fácil para ellos subir y bajar de la cama, coger un cuento, recoger sus juguetes…

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin