Novedades

Cómo organizar una mudanza en 7 pasos

¡Por fin te mudas a tu nuevo hogar! Ese que has visto construir y en el que iniciarás una nueva vida. Sin embargo, aunque te haga mucha ilusión, las mudanzas pueden ser una experiencia muy estresante. Te dejamos varios consejos para que sea lo más fácil y rápida posible.

 

  1. Planifica con antelación.

Piensa detenidamente qué te vas a llevar. En ocasiones nos mudamos con muebles que ya teníamos en nuestro anterior piso. ¿Estás seguro de que te van a caber todos? Aunque del traslado se encargue una empresa especializada, será muy frustrante ver que no encajan en la nueva casa o que “no pegan nada” y llevarlos para nada conlleva un gasto innecesario. Con antelación puedes medir y pensar cuales sí y cuales no. Los viejos puedes donarlos, venderlos o dejarlos en tu piso actual. En algunas cadenas de muebles recompran sus viejos modelos siempre que estén en buen estado.

Esto también te ayudará a calibrar si necesitas de una empresa de mudanzas o puedes hacerlo tú mismo alquilando una furgoneta.

También es importante que las fechas de tu mudanza coincidan con las fechas en las que debas abandonar tu anterior vivienda. Si no es posible, piensa que deberás alquilar un servicio de trastero o guardamuebles para el tiempo en el que hayas abandonado tu piso antiguo y todavía no tengas el nuevo.

 

  1. Elige las fechas.

Una vez que hayas decidido qué día vas a mudarte, llama a las empresas de mudanzas de tu zona para ver qué fechas tienen disponibles. Debes hacerlo con bastante antelación y recuerda que, en el caso de un edificio nuevo, es más que probable que tus nuevos vecinos también quieran mudarse en las mismas fechas. Lo mismo en el caso de que alquiles una furgoneta o similar.

 

  1. Elige a profesionales.

Un servicio de mudanzas profesional es garantía de menos problemas. Sus equipos tienen experiencia suficiente para sortear las dificultades que puedan surgir, desde muebles que no caben por el ascensor hasta desmontar y volver a montar los muebles. Un profesional normalmente visitará la vivienda para comprobar cuantos muebles y enseres tienen que llevarse, el tipo de edificio… y así calcular el precio. También te aconsejará sobre cómo embalar los enseres y te proporcionará cajas resistentes y de tamaños adecuados. Desconfía de aquellos que puedan darte un precio sin saber siquiera cuantos muebles o enseres tienen que transportar.

 

  1. Haz limpieza.

Las mudanzas son una ocasión excelente para deshacernos de aquellas cosas que no sabemos muy bien porqué conservamos. Piensa que además de ser una oportunidad para ordenar puedes sacar provecho. Hoy en día hay multitud de páginas web en las que se venden productos de segunda mano, desde ropa hasta objetos de decoración. Deshecha, dona o vende lo que ya no vayas a utilizar.

 

  1. Cuidado con las cajas.

Tanto si haces la mudanza con una empresa como si la haces por tu cuenta debes de tener cuidado con las cajas. Si las llenas demasiado, o son demasiado grandes, pesarán demasiado. Intenta que las cajas estén llenas del mismo tipo de objetos si es vajilla, ropa, juguetes…

 

  1. Precisión.

Aunque creas que te vas a acordar de todo y de dónde tienes las cosas, a la hora de la verdad acabas no sabiendo en qué caja estaban las mantas, las copas de champán o las tijeras de cocina. Lo ideal es numerar las cajas y apuntar lo que hay dentro (con el máximo detalle posible) en una libreta que lleves contigo. Así, además, estarás seguro de que no falta ninguna caja que haya podido quedarse olvidada. ¡Ah! Es mejor numerarlas en la parte superior y varios laterales, para poder identificar la caja aunque esté apilada. Si además no vas a estar presente mientras se entran las cajas, ayudará mucho también que indiques con post its de colores o con nombre en qué habitación de la casa van.

 

  1. Tranquilidad.

Es muy fácil decirlo aunque no tanto hacerlo. Intenta en la medida de lo posible mantener la calma en la mudanza. Piensa que será muy difícil recoger todo enseguida y que no pasa nada por vivir unos días (o unas semanas 😊) entre cajas. Para facilitarlo todo y evitarte disgustos, lleva una maleta con ropa para varios días para todos los habitantes de la casa, sábanas, toallas, neceser, documentación importante y todo lo que creas que vas a necesitar los primeros días.

 

Y sobre todo… disfruta. Sabemos que es estresante, cansado y complicado mudarse. Pero intenta vivirlo como una experiencia positiva en la que estrenas tu nuevo hogar y vívelo como el comienzo de una etapa nueva mucho mejor para ti y los tuyos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin